Blog de solocosasquepienso

Recordar que alguna vez fuimos niños...

Hay dias que me resulta dificil y la memeoria no me ayuda a recordar aquellos dias cuando fui una ñiña, me gustaria volver a sonreir con la inocencia de quien no sabe que la maldad existe, de quien el villano mas terrible se combatia con una espada invisible y a lo sumo, en el siglo 20, con super poderes adquiridos magicamente.Quien no quisiera ser esa pequeña niña que hacia tortitas de arena en la calle con su hermano? Aquella niña que esperaba con ansias las salidas con su padre, aquella niña que veia lo bello de estar sola en casa, que veia poco a su madre pero que, como yo lo recuerdo, podia sonreir con una risa tan bella, que aun despues de haber crecido anhelo volver a escuchar. No es que mi madre no se ria, sino que yo empece a ver la vida con los ojos que merece, los ojos de quien ve el sacrificio, el trabajo duro, las tristezas y desventuras que te pone en frente la vida.

Cuando sos niño la vida es una resumida historia de aventuras, miedos absurdos, mucha television, raspaduras, risas y berrinches. Cuando crecemos nos damos cuenta tarde de lo afortunados que eramos, nosotros que queriamos creecer rapido, que saliamos a bailar sin tener la edad, que soñabamos con formar familia, tener la casa, el perro, el marido, los hijos y el auto. Nosotros que crecimos anhelando un futuro desconocido, y no pudimos ver que dejabamos atras cosas que disfrutabamos, las cosas simples de la vida como los mimos de mama  al enfermar, las caricias de la abuela antes de dormir, los desayunos que te preparaba el abuelo bien temprano mientras esperaba sentado en el comedor leyendo sus rezos y tomando su mate cocido con leche, el asado del domingo y la falta de suerte con la pesca, los retos y los almuerzos en familia. 

Pero quien dice que no es lindo crecer? tiene sus ventajas, seamos cinseros. Nunca voy a olvidar el primer dia en la universidad, todo parecia tan monstruoso, tan inmenso, tan solitario y a su vez emocionante, adulto. Es tonto pensar que cuando crecemos dejamos de tener miedos absurdos, vivir aventuras, seguimos  teniendo raspaduras y risas, solo que ahora esto no viene o se va solo, depende de nosotros y de nuestras ganas de vivir la vida recordando que alguna vez fuimos niñod...

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: